El Ayuntamiento pone en valor el histórico muelle Mínguez.
La intención del equipo de Gobierno es recuperar este elemento histórico de Torrevieja para que pueda ser visitado, ya que se trata de una obra singular inexistente en otros  emplazamientos en España
14 Nov, 2023

El alcalde de Torrevieja, Eduardo Dolón, junto con el concejal de Cultura, Antonio Quesada, el edil de Patrimonio, Domingo Paredes, y miembros del Comité de Asesoramiento de las Eras de la Sal, encabezados por Vicente Esteban Chapapría, han visitado en la mañana de hoy, tras una intensa reunión de trabajo, las actuaciones arqueológicas que se está llevando a cabo en el denominado Muelle Mínguez, ubicado en el muelle pesquero, frente al histórico Bar La Marina. 

El arqueólogo José Ramón Ortega ha explicado que estos trabajos están recuperando lo que queda de este muelle del siglo XIX y que se encuentra bien conservado en lo que respecta a sus sillares de arenisca. Una actuación que pretende sacar a la luz el que fue el primer muelle existente en la dársena portuaria de Torrevieja.

El alcalde de Torrevieja, Eduardo Dolón, ha informado que la intención de esta actuación es poner en valor este elemento histórico de la ciudad y que pueda ser visitado para darlo a conocer, ya que, además, el muelle Mínguez es una obra singular, inexistente en otros  emplazamientos en España. El alcalde ha anunciado que en los próximos días se enviará el proyecto de rehabilitación al equipo redactor de las Eras de la Sal para que a lo largo del primer trimestre del próximo año 2024 pueda comenzar a ejecutarse.

ÚNICO MUELLE EXISTE EN TORREVIEJA DESDE LA DÉCADA DE 1870 A LA DE 1950

En la bahía y enseñada de  Torrevieja, el denominado Muelle Mínguez fue el único muelle existente  desde la década de 1870 hasta la de 1950. Permitió la carga y descarga de  mercancías, sobre todo de pesca y productos de huerta de la Vega Baja.  Cierto es que existían los dos muelles de las Eras de la Sal, que el Estado  había construido: el de poniente primero construido a partir de 1777 y el  de levante entre 1835 y 1841. Sobre este último se construyó el caballete que estuvo en funcionamiento desde 1898 hasta 1958. Pero en los muelles  de las Eras de la Sal solo se cargaba la sal procedente de la laguna. Hasta  que se construyó el Muelle Mínguez, las embarcaciones se cargaban y  descargaban varándose en la playa entre la punta Cornuda y el  emplazamiento de aquelmuelle. 

Antonio Mínguez fue uno de los  personajes de Torrevieja con mayor influencia en la época y fue alcalde de  la ciudad en distintos momentos en este periodo de grandes convulsiones. Una vez construido el muelle Mínguez, todas las operaciones de carga  y descarga que no fueran de sal, se debían hacer en ese muelle.

DESAPARACIÓN DEL MUELLE MÍNGUEZ

La desaparición, funcional que no física, del Muelle Mínguez se  produce en la década de 1950 cuando se construye el nuevo muelle  pesquero que aún hoy existe. En marzo de 1957, se desplazaron a Torrevieja varios ingenieros para  examinar sobre el terreno lo que iba a ser el puerto pesquero de Torrevieja.   Durante 1958 las obras de relleno tras el muelle pesquero fueron a  buen ritmo de ejecución. El muelle Mínguez quedó embebido desde 1959 en la  primera alineación del muelle pesquero. En la segunda se edificaron  posteriormente, mediados la década de 1960, la Lonja pesquera y otras  construcciones auxiliares para la pesca. El “relleno” del puerto trasdosó el  muelle pesquero, de manera que, desde entonces, solo se ha podido ver la  cara de poniente del muelle Mínguez, quedando a la vista los sillares, una  rampa, una escalera y algunos noráis, elementos todos ellos de muy bella  factura. 

Este muelle constituye un bien histórico y patrimonial de  indudable valor que se ha preservado al estar embebido en la  infraestructura portuaria construida posteriormente en Torrevieja.  Está incluido en el Catálogo del Plan General de Urbanismo de  Torrevieja como Elemento Monumental Histórico- Artístico. 

A efectos de garantizar su conservación, se ha propuesto la declaración del  Muelle Mínguez como Bien de Relevancia Local (BRL), aprovechando la  figura jurídica de protección del patrimonio cultural que aparece en la  normativa de la Comunidad Valenciana y por la que se consideran bienesinmuebles de relevancia local aquellos inmuebles que poseen, en el ámbito  comarcal o local, valores históricos, artísticos, arquitectónicos,  arqueológicos, paleontológicos o etnológicos en grado relevante, aunque  sin la singularidad propia de los bienes declarados de interés cultural.  

Por último, la propuesta de declaración de BRL debería incluir, como parte del  conjunto del muelle Mínguez, el edificio que ocupa actualmente el  establecimiento denominado bar La Marina, ya que ha formado parte de la  historia de este espacio y contribuye a la singularidad del conjunto y a sus  valores identitarios y tipológico-tradicionales.  

Noticias Relacionadas