Con la ceremonia de apertura de la puerta santa, se inicia el año jubilar del 50 aniversario del Sagrado Corazón.
En la homilía monseñor D. José Ignacio Munilla indico que era la primera vez que pisaba la parroquia “Y lo hago para abrir la Puerta Santa donde podemos encontrar a Jesús con un corazón abierto y que ha sido traspasado y que se ha convertido en la puerta para llegar a Dios”
8 Oct, 2022

En la homilía monseñor D. José Ignacio Munilla indico que era la primera vez que pisaba la parroquia “Y lo hago para abrir la Puerta Santa donde podemos encontrar a Jesús con un corazón abierto y que ha sido traspasado y que se ha convertido en la puerta para llegar a Dios”

El obispo de la diocesis de Orihuela -Alicante monseñor D. José Ignacio Munilla Aguirre, abrió la Puerta Santa del Perdón de la Parroquia del Sagrado Corazón de Torrevieja, rito con el que se inicia la celebración del Año Jubilar que el papa Francisco concedió con motivo de la conmemoración del 50 Aniversario de la Parroquia del Sagrado Corazón.

La procesión con la que se inició el acto, comenzó desde el lateral de la parroquia a las 20:30h., encabezada por el obispo D. José Ignacio Munilla, revestido con capa y mitra, acompañado por el párroco del Sagrado Corazón D. Aurelio Ferrándiz García, junto con los sacerdotes y ministros, venidos de distintas parroquias del arciprestazgo se dirigieron hacia la Puerta Santa.

Una vez en la puerta principal de la parroquia adornada para el momento, se procedió al rito de apertura, donde se leyó el Decreto de concesión del Año Jubilar por parte de la Santa Sede concedido a la parroquia del Sagrado Corazón por el cincuentenario, otorgando un periodo de gracia por el Papa Francisco en nombre de la Iglesia.

Al acto asistió el Alcalde de la ciudad Eduardo Dolón, los concejales Antonio Quesada, Rosario Martínez, Concha Sala, Inmaculada Montesinos, Federico Alarcón, Sandra Sánchez y Domingo Paredes, así como el Intendente Principal de la Policía Local, Vicente Gutiérrez. Se sumaron presidentes de entidades sociales, religiosas y ONG, así como Miembros de parroquias del arciprestazgo y numeroso publico que llenó el templo.

La ceremonia 

Una vez abierta la Puerta Santa, accedió en primer lugar el Obispo cuando dijo “Abridme las puertas del triunfo y entraré para dar gracias al Señor”. Entro en primer lugar el Obispo arrodillándose unos momentos para orar mientras se entonaba del «Misericordias Domini» de Henryk Jan Botor, resultando bastante emotivo dicho instante.

El repertorio seleccionado para la Eucaristía fue del total arraigo en la tradición católica como “Qué alegría cuando me dijeron” de Miguel Manzano, y otros propios de la solemnidad que se celebraba. Igualmente destacó la interpretación de “Hija de Sión” de Lucien Deiss, o “Christus vincit”, de Jan Kunc que puso las notas finales de esta emotiva celebración. El resto de cantos fueron elegidos de conocidas páginas musicales pertenecientes a la “Misa de Lourdes” de Jeannette Paul Lécot, obras de Francisco Palazón o del propio director Aurelio Martínez.

Una vez formada la procesión que recorrió el interior de la Iglesia hasta el altar mayor, el Obispo hizo una reverencia y se dirigió a la sacristía  para revestirse con la casulla, mientras el coro entonaba el canto de entrada, dando comienzo a la solemne misa de acción de gracias. Junto al coro parroquial y el organista Eneko Osuna participaron como solistas Antonio Prieto, Marina Román, Conchita Pérez y Alicia Vallejos, acompañados por músicos de la Unión Musical Torrevejense el trompeta de Jairo Andréu y Marcos Sánchez con los timbales, dirigidos todos ellos por Aurelio Martínez. 

Al finalizar la Eucaristía se le hizo entrega, como recuerdo, de una cuadro donde se representaba al Sagrado Corazón bendición toda la parroquia. La litografía es obra de Víctor García, pintor y escultor torrevejense. Monseñor D. José Ignacio Munilla Aguirre agradeció el obsequio y felicito a D. Aurelio párroco del Sagrado corazón, y toda la feligresía por la celebración del Año Jubilar que debe ser un momento de despertar, de renovación de las energías espirituales. 

Quiso felicitar especialmente a toda la Comisión del 50 Aniversario por la labro realizada y animo a los presentes a llevar el Año Jubilar a quienes no pueden acercarse a la parroquia por enfermedad o dificultados físicas,  por la importancia de este año destacando la potenciación del sacramento de la penitencia para reconciliar a los fieles con Dios.

Finalizó el acto siendo éste un gran momento que añade una página más a la vinculación de parroquia del Sagrado Corazón con la historia de nuestra ciudad.

FOTOS: Joaquín Carrión

Últimas Noticias