Ars Creatio continúa con sus diciembres clásico
De lo que ocurra en el próximo 2024, que en lo que cabe deseamos feliz y próspero para todos, esperamos seguir dándoles cuenta, Dios mediante. Será también, aunque apenas durante unas semanas, una «ida y vuelta» de Ars Creatio.
15 Dic, 2023

Un marido (y un Jardiel) de ida y vuelta

En la noche del jueves 14 de diciembre de 2023, justo un año menos un día después de su anterior gran producción teatral, Ars Creatio volvió a recordar a uno de los autores más reconocidos del escenario nacional. Completando el que podríamos denominar «bienio Jardiel», y en un Teatro Municipal completamente lleno, el grupo de actores de la asociación y las entidades colaboradoras representaron Un marido de ida y vuelta. Asistieron los concejales José Antonio Quesada, Federico Alarcón, Concha Sala y Domingo Paredes.

Estrenada en Madrid (21 de octubre de 1939) apenas unos meses después del final de la última guerra civil española, esta farsa (así la considera su autor) en tres actos trata el tema habitual del triángulo amoroso, pero desde un punto de vista muy peculiar: el que forman la mujer, viuda y casada por este orden, con su difunto aparecido —de ahí el título— y su actual marido. De esta hábil manera, Enrique Jardiel Poncela se permitió el lujo de mostrar las peripecias y las dudas de una mujer unida en matrimonio a dos hombres a la vez con el subsiguiente enfrentamiento entre éstos, pero sin incurrir en bigamia, ni siquiera ficticia. Y también plantea situaciones que, por razones obvias, no pueden producirse en nuestro mundo y que generan una segunda oportunidad inesperada.

Sin embargo, una curiosidad envuelve a esta obra: aunque el estreno que ha pasado a la historia es el antes referido, hubo «otro» dos semanas antes (día 6 del citado mes) en Barcelona, con el anuncio de Lo que le ocurrió a Pepe después de muerto en los carteles. Según cuenta Jardiel, la actriz protagonista en Madrid, Isabel Garcés, le dijo que no la convencía eso del muerto, así que el autor pensó en otra cosa, y esa cosa fue el título que conocemos. La presentación de Jardiel de su propio texto aporta otras jugosas anécdotas, como la relación con el empresario Arturo Serrano y las contrapuestas reacciones que en Barcelona —uno de cuyos periódicos abogaba por una «depuración» y una «labor de vigilancia» en los estrenos— y en Madrid —Jardiel hasta hubo de salir a saludar mediado el segundo acto— despertó esta obra en el público y en la crítica, precisamente en momentos tan delicados como los que a la sazón estaba atravesando España.

Cabe destacar asimismo las repercusiones fuera de nuestro país, entre otras, en el dramaturgo inglés Nöel Coward, que al cabo de dos años escribió una comedia basada en un argumento muy semejante, aunque el espectro era el de ella —hoy seguramente se llamaría espectra— y luego se le suma el de su rival amorosa. Argumento tan semejante que muchos consideran Un espíritu burlón un plagio, sin mayores miramientos, de una farsa hija de un padre (el humorismo) y de una madre (la poesía), siempre según su creador.

Este montaje arscreatiano contó con tres auténticas figuras (que, como los mosqueteros, son cuatro) de la escena para encarnar el triángulo de marras. Alejandro Blanco asumió la responsabilidad del personaje con dos vertientes, de acá para allá y de allá para acá (como la hamaca de la habanera), y manteniendo siempre su apostura torera. Ana Torres dio la réplica como viuda-casada indecisa-decidida, con todos los matices que este complicado carácter exige. Y Eliseo Pérez Gracia sobrellevó el trance de verse engañado por un difunto con derechos readquiridos y de pelear con él con la evidente desventaja de no poder causarle ni cosquillas. En el baricentro de este triángulo, el mayordomo que lleva y trae, se alegra pero no se ríe, se asusta pero aguanta, y como cualquier mayordomo de confianza sólo se emborracha los domingos y los sábados desde media tarde (por eso de la semana inglesa), permaneció durante todo el ratoel «protagonista encubierto», Juan Antonio López Jordán, en su papel de mayor contenido desde que se subió a las tablas. Hasta diecisiete actores más completaron el reparto como desencadenantes o acompañantes de la trama. Todos estuvieron muy bien, menos uno del que no hablaremos aquí para que no ocurra una desgracia.

Capítulo aparte merece el equipo técnico, con Antonio Ruiz al mando, que esta vez tuvo una participación correspondiente a los llamados «efectos especiales»: no en balde hubo luces que se encendían y apagaban solas, cristaleras enteras que se hacían añicos, libros y tazas que volaban sin que nadie los tocara, y un atropello con bocinazo previo. Claro, si hasta a las sillas de ruedas las multaban por exceso de velocidad; cómo estaba el tráfico entonces. Y subrayemos asimismo el adecuado vestuario, tanto para los asistentes a la fiesta de disfraces como para el protagonista: hay que recordar que si no hubiera sido por ese traje de Machaquito, Pepe no habría tenido que afeitarse, y luego no le habría dado un colapso, y en consecuencia nos habríamos quedado sin obra.

Con esta representación, Ars Creatio pone casi el definitivo cierre al año 2023. El «casi» consiste en el último fin de semana de visitas al Museo de Historia Natural, con sorteo de regalos el domingo 17 de diciembre; y la presentación del vino de La Mata elaborado por alumnos de Agrojardinería del IES Mare Nostrum, el martes 19. De lo que ocurra en el próximo 2024, que en lo que cabe deseamos feliz y próspero para todos, esperamos seguir dándoles cuenta, Dios mediante. Será también, aunque apenas durante unas semanas, una «ida y vuelta» de Ars Creatio.

Un marido de ida y vuelta (Enrique Jardiel Poncela)

Personajes

Leticia: Ana María Torres Manresa

Gracia: Carolina Martínez López

Cristina: Vivien Gajdos

Etelvina: Marisol Cos Delgado

Amelia: Amparo Moreno Viudes

Felisa: Emma Pérez Beviá

Señora de Vigil: Paqui Delgado Cano

Luisa: María Luisa Molina Gallego

Marta: Marina Gallud Carbonell

Pepe: Alejandro Blanco Vega

Paco Yepes: Eliseo Pérez Gracia

Elías: Juan Antonio Pérez Jordán

Díaz: Antonio Sala Buades

Ansúrez: Francisco Manuel Sánchez Fernández

Sigerico: Antonio Manuel Berná Ortigosa

Filalicio: Germán Gutiérrez Gómez

Damián: José Miguel Toro Carrasco

Vigil: Antonio Pérez Boj

Pedro: José Manuel Pedrero Cánovas

Juan: Sergio Esteban Galiana

Pablo: Enrique Fernández Valdés

Equipo técnico, decorados y atrezo

Emma Pérez Beviá, Antonio Ruiz Hurtado, Marisol Cos Delgado, José Miguel Toro Carrasco y José Antonio Vallejos González

Cartel

María del Carmen García Nieto

Vestuario

Conchita Mercader Valdés y Ars Creatio

Maquillaje

Paqui Delgado Cano

Dirección

Josefina Nieto Gómez y Eliseo Pérez Gracia

Colaboración especial

Joselito Payá

Noticias Relacionadas