Los votantes de izquierdas están de luto
Ante esto se puede inferir que los "vecinos de Torrevieja y sus votantes estén decepcionados y dolidos por este "inesperado cambio de ideas políticas".
5 Sep, 2023

Hoy estamos de luto, porque se confirma una huida desde la izquierda que, apuntala a la derecha en el ayuntamiento, tal vez una fisura en la democracia, ¿una traición?, una brecha que nos aleja del voto depositado en las urnas, ¿una injusticia?, sea cual sea el significado o respuesta a la “jugada maestra”, el hecho es que debilita aun más la oposición y desprecia a la ciudadanía que confió en uno de los dos partidos de izquierdas.

Estos comicios empiezan con sorpresa en el pleno de septiembre, el cual cogió a un partido con el pie cambiado, pongamos que por despiste transitorio y romper así el bloque de izquierdas del ayuntamiento, al quedar tambaleando en el ayuntamiento la Torrevieja más democrática y progresista.

Podría ser que lo que ocurría es que el forro interior de dichas chaquetas solía ser de un color diferente al exterior, por lo que más de uno en alguna ocasión en la que quería pasar inadvertido (o no quería llamar la atención), ya se ha posicionado oficialmente. Desvelando así su auténtica convicción.

Todo para obtener un nuevo «sillón», como consejero de una de las empresas más importantes de la ciudad, Aguas del Arco Mediterráneo (Agamed), donde puede cobrar (por asistencia a reuniones) hasta unos 3.500 euros anuales. Para situarse, cada vez más, al lado de Eduardo Dolón, actualmente presidente de Agamed, rodeado de miembros del PP.

Desde Podemos Torrevieja creemos lamentable esta situación sobre el trueque, el intercambio o cambio de «chaqueta de partidos», por motivos interesados, todo ello según soplen los vientos, a la deriva de lo que marque la nueva brújula, pero sin norte ni principios, de donde venía y adónde va. Quedando claro que, sin principios no hay dignidad y sin dignidad no hay ética política.

Es un perjuicio para la Torrevieja progresista, pero más aún a la democracia, por presentarse a unas elecciones significándose de izquierda para luego una vez pasadas estas abrir el fondo de armario. Y que un político argumente la necesidad de renunciar a los principios y valores bajo el paraguas del todo vale, de ganar a toda costa «un sillón» es inquietante para la política.

Puesto que los principios, como los valores éticos del bien común, la justicia social y la dignidad, son irrenunciables. La política no se construye desde la mentira, el engaño o las verdades a medias. Resulta peligroso y contraproducente, aunque se obtengan réditos inmediatos.

Situarse al lado del PP supone transaccionar todo el nombre de un partido y sus votantes para una supervivencia personal en la política.

Vivir con principios, mantener la dignidad y no perderla por un «sillón y sueldo de hasta 3500 euros», no es tarea fácil. En eso consiste tener conciencia y sostener un programa emancipador y pugnar por su estricto cumplimiento sin desviarse de él. Otra cosa es justificar lo injustificable a cambio del mencionado «sillón», podemos llegar a la conclusión que es un ejercicio de oportunismo.

Ante esto se puede inferir que los «vecinos de Torrevieja y sus votantes estén decepcionados y dolidos por este «inesperado cambio de ideas políticas».

¿La ciudadanía se pregunta a qué se debe el giro del partido de izquierda a la derecha en conjunto con la extrema derecha, en el ayuntamiento de Torrevieja?

Fdo. Podemos Torrevieja

Noticias Relacionadas